El Fin del Mundo te espera

RESERVAS SERVICIOS

Bienvenido

Cabañas Onashin es un lugar especial para descansar y disfrutar de una estadía inolvidable en la maravillosa isla de Tierra del Fuego.

En lengua Yámana, “Onashin” significa “Tierra de los Onas”.

Las Cabañas

Contamos con 5 cabañas que llevan los nombres autóctonos de “Del Kina”, “Del Hain”, “Yinciawa”, “Del Ciexaus” y “Kloketen”.

1 cabaña de 2 dormitorios con baño privado y cocina-comedor.

4 cabañas de dos plantas, en la planta alta se encuentra el dormitorio y en la planta baja la cocina comedor.

Las Cabañas cuentan con estacionamiento, parque-jardín, árboles y flores originarias del lugar, como retamas, lupinos, lengas, cohiues, calafates y otros.

En un amplio deck, bancos de descanso invitan a disfrutar del aroma de las flores y del marco cordillerano.

El lugar

Al pie del Glaciar Martial, frente al arroyo Buena Esperanza y en zona urbana pavimentada, se encuentran emplazadas estas cálidas y pintorescas cabañas.

Con una singular recepción, atendida por sus dueños, ofrece un espacio enriquecido con una propuesta artística exclusiva.

Óleos, dibujos, cerámicas y vitrofusión que expresan y cuentan en forma sensible la historia, naturaleza y aspectos poco conocidos de esta bella geografía y de su gente.

Libro de huéspedes

  • Nos alojamos 4 noches en marzo 2015 y pasamos una muy linda estadía en Ushuaia. La atención de Mariano fue excelente, siempre dispuesto a brindarnos información cuando lo necesitamos. La cabaña, súper acogedora! Queremos agradecer los servicios prestados y sin duda volveríamos a alojarnos en Onashin cuando visitemos nuevamente esta hermosa ciudad. Saludos,

    Paula y Cesar
  • Las cabañas nos encantaron. Son muy amplias, están perfectamente equipadas (suelo calefactado hasta en el baño) y destaca la limpieza. El trato fue muy agradable y familiar. Queda a 10-15 minutos a pie del centro de Ushuaia. 100% recomendable!!

    Rocio
  • Las cabañas son excelentes, muy amplias y muy limpias, mejor que en las fotos; sólo comparables con la atención de sus dueños: te hacen sentir como en tu casa. Son más que recomendables. La pasamos bárbaro. Buenos Aires.

    Natalia y Federico
RamiroHome